EL DEPOR SALVA UN PUNTO EN EL ÚLTIMO MINUTO

Alivio. Esa fue la sensación que tuve cuando Jaime Latre decretó el final del encuentro. El día de las peñas blanquiazules, que tuvo lugar el domingo, en los aledaños del estadio de Riazor antes del comienzo del choque que enfrentó a los herulinos con el Atlethic Club de Bilbao, a punto estuvo de terminar de la peor manera posible.

La alineación que decidió Víctor Sánchez del Amo para enfrentarse a los bilbainos me sorprendió. La entrada en el once titular de Juanfran, y sobre todo, de Juan Domínguez, me dejaron con la mosca detrás de la oreja. El tiempo me daría la razón.

El partido comenzó con un ritmo lento y cansino. El Depor no carburaba. Valverde tenía estudiado el partido y ordenó a sus hombres que Mosquera no jugase cómodo. Y los leones lo llevaron a la práctica a las mil maravillas. Arribas y Sidnei se dedicaron a enviar balones en largo, cosa que Laporte y Etxeita agradecieron. Los locales eran incapaces de trenzar alguna jugada. Los visitantes tampoco hacían gran cosa en ataque, pero no sufrían en defensa.

A la media hora de juego llegó el primer gol vasco. Luis Alberto pierde un balón y queda dolorido en el verde. La jugada continúa entre los abucheos del público y las tímidas protestas de los jugadores locales. Balenziaga avanza sin oposición y centra un buen balón al corazón del área. Iñaki Williams, libre de marca en el segundo palo, empala el esférico con la diestra y bate a Poroto Lux, que ni tan siquiera hizo amago de intentar detener el disparo. Seguro que Víctor no estará muy contento con sus hombres en esta jugada. A mi, personalmente, me dio vergüenza. El gol encajado y la primera parte que realizó el Depor.

Los peores 45 minutos de la temporada. Sin duda. El único que se salvó, en mi humilde opinión, fue Cani, que dio una lección de como se juega a esto del fútbol. Todo lo contrario que Juanfran, una mina de oro para los equipos contrarios, y, sobre todo, la triste actuación de Juan Domínguez. Me apena reconocerlo. Siempre lo he defendido, pero lo del domingo no hay por donde cogerlo. No está para jugar en este equipo.

Con todo lo mala que fue la actuación local en el primer acto, Luis Alberto disparó dos veces a la madera. El Atlethic, sin hacer prácticamente nada, se iba al descanso con ventaja en el marcador.

Arribas logró el empate en el último minuto.    FOTO: Marca.com
Arribas logró el empate en el último minuto. FOTO: Marca.com

En la segunda mitad el Depor mejoró. El equipo coruñés salió con más intensidad y ejerció el control del esférico desde el el comienzo del segudo acto. Juando abandonó el campo para dejar su puesto a Celso Borges, que aportó más presencia en la medular. Oriol Riera sustituyó a un desfondado Cani y Fede Cartabia reemplazó a un desacertado Luis Alberto. El cuador de Víctor dominaba, pero sin crear claras ocasiones. Y en el 62´ apareció Aduriz, quien aprovechó una gran asistencia de Raúl García y superó al arquero deportivista con un toque sutil.

El panorama era muy negro. Lo peor no era sólo el marcador. Al contrario que el día del Sporting, el domingo no se apreciaba que el equipo tenía poder de reacción. Hasta que apareció LP7. El atacante blanquiazul se topó con un mal disparo de Juanfran y, con un escorzo a la media vuelta, logró un auténtico golazo, que acortaba la distancia en el marcador a falta de diez minutos para el remate del encuentro.

Con el apoyo de 26.000 gargantas y con el conjunto vizcaíno cada vez más metido en su campo, el Depor se fue con todo a por la igualada. Y en el 89´, una gran jugada por banda derecha terminó con un buen centro de Fede y un testarazo de Arribas. El esférico fue desviado por De Marcos y terminó introduciéndose en la meta de Iraizoz. La locura se desató en Riazor. Y con el empate se llegó a la conclusión del choque.

Lograr igualar cuando a falta de 10 minutos vas 0-2 es para estar contentos. El arreón final es digno de elogio. Pero el partido en sí no fue bueno. El rival logró una ventaja de dos goles sin apenas crear nada, aprovechando errores de los coruñeses. El conjunto coruñés sigue sin eficacia. Demasiadas ocasiones erradas. Al final, el Depor salvó un punto.

Resumen del partido:

Rueda de prensa de Víctor Sánchez del Amo:

Rueda de prensa de Ernesto Valverde:

Entrevista Alejandro Arribas:

Entrevista Iñaki Williams:

UN PUNTO QUE SABE A POCO

La visita al estadio de Los Cármenes se saldó con un empate. Reparto de puntos que no deja satisfecho a ninguno de los dos conjuntos. Por un lado, el punto cosechado por los locales no les sirve para salir de la zona de descenso. Por otro lado, tras el buen partido realizado por el equipo visitante, un punto sabe a poco y la expedición herculina regresa a A Coruña con la sensación de que dejaron de sumar dos puntos ante un rival directo que se mostró inferior.

GRANADA VS DEPOR
Los jugadores del Depor celebran el gol de Fayçal. Foto: marca.com

El partido no tuvo mucha historia. Los granadinos son un conjunto que quiere, pero no puede. Sandoval sigue en su búsqueda de dar forma a un equipo que cuenta con buenos futbolistas, pero que no juega a nada. Los nazaríes apenas crearon ocasiones de gol sobre la meta de Lux a lo largo de los noventa minutos. Sólo la salida de Piti dio algo de claridad al ataque local. Un gran disparo del veterano jugador desde fuera del área, que repelió el poste, y su gol, fue todo el bagaje ofensivo del Granada en el partido.

Por su parte, el Depor se mostró como un equipo sólido, compacto, que sabe qué quiere y cómo conseguirlo. Los herculinos apenas sufrieron en la zona de la retaguardia y crearon varias ocasiones claras de gol. La falta de puntería, en especial de Jonathan Rodriguez, que cuajó un horrible partido, volvió a condenar a los blanquiazules. Acierto tuvo Fayçal para culminar una gran jugada colectiva por banda izquierda. Fernando Navarro puso un gran centro raso al corazón del área local. El mediapunta francés controló con la derecha y voleó con la izquierda. Golazo de manual.

Llegamos a un nuevo parón liguero. La situación es envidiable. Doce puntos que nos colocan en la zona media alta de la clasificación. Una derrota en siete partidos. Invictos como visitantes, y con la sensación de que el equipo sigue en clara progresión. Este Depor promete.

Rueda de prensa de Víctor Sánchez del Amo:

Zona mixta Fayçal y Arribas: